Desierto florido: Experto en botánica llama a no cortar las flores y no acercarse demasiado

La Corporación Nacional Forestal (Conaf) informó que el peak del Desierto Florido se espera para fines de septiembre e inicios de octubre, luego del inicio de la temporada con la aparición de flores blancas en la ruta que une Barranquilla y Copiapó, en la Región de Atacama. 

Producto de las bajas temperaturas, el florecimiento ha sido más pequeño que en los años anteriores.

El gobernador y presidente de la Comisión Desierto Florido, Miguel Vargas, sostuvo que la tarea principal de Atacama es «en prepararnos como región a partir de las precipitaciones intensas que tuvimos, más de 60 milímetros en promedio», lo que indicó que «íbamos a tener una muy buena temporada del Desierto Florido». 

Desierto Florido – Región de Atacama

Cristian Atala, académico del Instituto de Biología de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) planteó que en término de las recomendaciones para acercarse a los lugares, «lo más importante es no recolectar, no cortar las flores. Porque al cortar la flor yo evito que esa flor se convierta en un fruto, dé semillas e impido la reproducción de la especie en ese lugar”.

El Doctor en Ciencias Biológicas, acotó que “una recolección muy intensiva afecta negativamente a las poblaciones y va a hacer que no hayan semillas para un próximo evento desierto florido”.

Durante estas semanas, muchas personas acuden a las zonas del Desierto de Atacama y se incrementa la actividad turística por lo que el académico considera fundamental tomar conciencia del daño que significa invadir los lugares donde están floreciendo las plantas: “También hay que tener cuidado extremo, ojalá no meterse con autos, por ejemplo, porque eso aplasta las flores y produce el mismo efecto de dañar la estructura reproductiva antes que produzca la semilla. Lo mismo al caminar, tener cierto cuidado de no pisarlas”.