Descubren un «muro natural» en la costa de Antofagasta: Disminuiría el impacto de un maremoto

By: Timeline

Según el estudio publicado por Centro de Investigación y Mitigación de Catástrofes Naturales de la UA, existe una barrera natural en el fondo marino de Antofagasta que reduce sustancialmente los daños causados por un posible tsunami.

Si llegase a concurrir un maremoto provocado por un terremoto de 8.5 grados, gracias a la formación de 12 kilómetros en la costa, se causaría una inundación de apenas dos cuadras y no alcanzaría ni por poco las zonas de seguridad de Antofagasta.

El director del centro de investigación, Jorge Van Den Bosch, se comenzó a utilizar un modelo ideado por Lobkovsky, científico ruso, llamado Keyboard. «Lobkovsky realizó estudios cerca de Alaska y se percató que éste actúa igual que un teclado de computador, como un ‘Keyboard’, algunos bloques se levantan y otros de hunden”, dijo el geógrafo-hidrólogo.

Las investigaciones comenzaron con los datos del terremoto de Iquique en el 2014, a través de simulaciones comparativas: usaron un viejo modelo y el nuevo “Keyboard” de Lobkovsky. Van Den Bosch señaló que pudieron contrastar la información que dejaron ambos modelos con lo que realmente sucedió. El “Keyboard” «se ajustó bastante a lo que registraron las mediciones. Así descubrimos que era una buena herramienta para modelar, porque refleja mejor la situación de las inundaciones”, en comparación al viejo modelo que arrojaba inundaciones graves.

Tras este trabajo, utilizaron los datos del terremoto y tsunami del 9 de mayo de 1877, que con 8.5 grados afectó a las actuales regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta. Un fenómeno que destruyó completamente zonas como Gatico (a 50 kilómetros de Tocopilla) debido a la generación de olas de casi 30 metros. Un siniestro natural que se espera ocurra nuevamente en algún momento.

“Hicimos varios escenarios, desde el pésimo hasta uno medio y descubrimos que la inundación en Antofagasta siempre era menor y tras los resultados, los rusos nos propusieron investigar el motivo”, contó el geógrafo.

Así, se encontró queu frente a Antofagasta existe un “murallón muy grande que cae como un precipicio, es un verdadero muro natural ubicado entre unos 6 a 12 kilómetros costa afuera”, detalló. De esta manera, un tsunami sacudiría todo el fondo marino, choca con este murallón y refleja una parte importante de energía.

“Muchas veces el SHOA coloca la cota de seguridad a 30 metros, una cifra respetable porque es muy difícil que el agua llegue a ese nivel. Pero el sistema no explica qué es lo que se inunda desde ese punto hacia abajo. Entonces, la gente por lo general piensa que el mar llegará a la cota de 30 metros y en realidad no es así. Con este modelo podemos decir a la comunidad que una cosa es la zona de seguridad que el SHOA designa a 30 metros y otra cosa es la inundación que podría ocurrir, que lo más probable según nuestras mediciones, es que sea muy baja en Antofagasta y no supere las primeras dos cuadras”, precisó el científico.

La idea del centro al difundir este estudio es para tranquilizar a la población de que el agua de un tsunami no llegará hasta los cerros. La investigación fue realizada durante dos años por ingenieros civiles geomáticos del Centro de Catástrofes de la Facultad de Ingeniería de la UA y esperan próximamente dibujar las cotas de inundación en comunas de la zona central del país.