Alcalde Jonathan Velásquez encabezó su primera Cuenta Pública e incidentes con profesores

El pasado jueves 28 de abril se llevó a cabo la Cuenta Pública 2022, ceremonia dirigida por primera vez por el alcalde de Antofagasta Jonathan Velásquez, donde dio a conocer los programas que se han desarrollado durante su gestión. Donde detalló temas como el reforzamiento de los protocolos municipales para evitar el contagio del Covid-19, permitiendo así atender a más de 14.600 personas.

La autoridad contó que se entregaron 4.000 subsidios familiares, 8.815 subsidios de agua potable y más de 1.335 tickets de gas para los hogares. Además, destacó la inversión de 400 millones de pesos para impulsar y mejorar proyectos en la ciudad, y señaló que en las áreas deportivas y de recreación fueron atendidos 29.961 usuarios.

El incidente con los manifestantes

Sin embargo, una vez que la autoridad comenzó a dar detalles de la situación educacional, la actividad fue interrumpida con gritos y pancartas desde las tribunas por un grupo de profesores que se manifestaron debido a la crisis en la educación municipal, la que los tiene paralizados desde hace tres semanas, así lo explicó la Presidenta del sindicato de profesores, Ivette Gareca.

“Escuchamos mientras él relataba algunos de los ítems de la Cuenta Pública hasta que cuando llegó educación, donde empieza hablar de la inversión, y obviamente hubo molestia. Sabemos que esta cuenta Pública viene de ejes anteriores, más que de lo que se pueda venir a futuro, al menos esperábamos una abertura al diálogo, que ellos se acercaran a nosotros a entablar una mesa de soluciones efectivas pero vemos que no es así” comentó la educadora.

Entre las problemáticas que denuncian los profesionales, se encuentran el estado en el que los establecimientos en el retorno a la presencialidad; plagas de ratones, palomas, baratas, arañas de rincón e incluso riesgo de accidentes para los niños por graves déficit estructurales. Problemáticas que arrastraban los liceos y escuelas meses antes del inicio del año escolar, pero que aún no son resueltas por la autoridad.

Por su parte, el alcalde Jonathan Velasquez repudió el hecho señalando que la labor de los docentes es entregar educación y comparó la situación con los hechos de violencia presentados en diversos establecimientos del país, argumentando que los profesores “no se pueden quejar que los alumnos son violentos si ellos actuaron con violencia hacia mí y mi equipo”. Además, acusó que el hecho de fondo fue apoyado por concejales y diputados, nombrando como posible culpable a la diputada Catalina Pérez y la Delegada Presidencial Karen Behrens.

Finalmente el alcalde expresó que: “En estos momentos yo recibo muchos golpes, pero aquí comienza el momento en que me voy a defender y de verdad me voy a defender con todas las armas que tengan porque ya me aburrí” determinó la autoridad comunal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.