Aguas Antofagasta realizará inversión histórica para producir agua potable de forma sostenible

Con una simbólica Ceremonia de Primera Piedra, Aguas Antofagasta Grupo EPM comienza las obras de ampliación de su Planta Desaladora Norte (PDN) ubicada en el sector La Chimba de la capital regional. El proyecto, que alcanza los 130 millones de dólares, será la mayor inversión histórica en la industria sanitaria regional a la fecha, además de transformarse en una inyección de recursos para la economía regional post pandemia, dando espacio a la contratación de mano de obra y proveedores locales.

“Estamos trabajando incansablemente para que las consecuencias del cambio climático y la sequía que afecta a gran parte del país no sea una preocupación, desarrollando estrategias y aplicando tecnologías que nos permitan seguir abasteciendo agua potable de forma sostenible en medio del desierto más árido del mundo. Sin duda una paradoja que se da gracias al uso de la desalación. Por eso estamos comenzando las obras de ampliación de nuestra Planta Desaladora Norte, que nos permitirá aumentar nuestra disponibilidad de agua potable presente y futura”, expresó Carlos Méndez Gallo, gerente general de Aguas Antofagasta Grupo EPM.

Santiago Ochoa, presidente del directorio de Aguas Antofagasta recordó que están iniciando el proceso de adecuación del terreno, para comenzar las obras de edificación. “Una variable que no controlamos son las condiciones del mar y mareas, que nos permitan o no avanzar en las obras marítimas, porque es frecuente en este tipo de proyecto s que se deban realizar interrupciones porque las mareas no permiten avanzar, pero si todo sale bien esperamos que en 18 meses esté completamente operativa la planta, entregando unos 500 litros por segundo, que se sumarían a los mil que ya produce la planta”, expresó.

Desalación en la Región

Si bien existen otras plantas desaladoras en la Región de Antofagasta, éstas están destinadas a producir agua para procesos industriales, por ello Aguas Antofagasta con casi 20 años de experiencia en el uso de esta tecnología, se ha posicionado como la principal exponente en desalación para producir agua potable en Chile y Latinoamérica.

Algunas cifras que avalan esta posición es que el 70% de la población regional vive en ciudades costeras, donde la producción actual de agua potable vía desalación cubre el 100% de la demanda en Tocopilla, 100% en Mejillones, 80% en Antofagasta y 31% en Taltal.

Actualmente la PDN abastece a Antofagasta y Mejillones y produce 1.053 litros por segundo. Con las obras de ampliación que hoy se inician se aumentará un 53% la producción, con lo que se podrá abastecer al 100% de la demanda actual y futura de la capital regional y de Mejillones. De esta forma las tres mayores comunas costeras de la región cubrirán el 100% de sus requerimientos con agua potable desalada.

Acompañando el desarrollo local

La construcción de estas obras posibilitará a la empresa sanitaria a acompañar el crecimiento poblacional y desarrollo productivo de la capital, debido a que será un punto de partida para nuevas construcciones de viviendas públicas y privadas, equipamiento urbano, actividades económicas, generar nuevos espacios públicos y áreas verdes, ampliando la cobertura de servicios sanitarios en el territorio, entre otras oportunidades de crecimiento.

Beneficios del proyecto

El proyecto incorpora 7.300 m2 de áreas verdes en el interior del recinto, incluyendo una plaza abierta a la comunidad. Además, al término de las obras, una vez que entre en operación la ampliación de la PDN, el consumo eléctrico de la planta contará con una certificación ambiental internacional, es decir, “energía Limpia” que reemplazará a los combustibles fósiles, evitando la emisión de 79.300 toneladas de CO2 al año, donde la sanitaria apuesta a la disminución de la huella de carbono en su proceso de producción.

De esta manera la sanitaria continúa mejorando la calidad, y abastecimiento del servicio a los habitantes de la Región de Antofagasta, otorgando certeza hídrica a cada uno de los hogares que son parte de los objetivos fundamentales que ha perseguido la compañía desde la llegada del Grupo EPM a su administración en el 2015.

Autoridades

Debido a la relevancia del proyecto, las máximas autoridades regionales y el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, acompañaron a la sanitaria durante la ceremonia.

El ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, destacó los trabajos de ampliación de la planta desalinizadora como parte de un plan que apunta a lograr con esta tecnología el 100% de cobertura de agua potable: “Esta obra es un sueño de la región que se está cumpliendo. Se trata no solo de una inversión importante y concreta que va en línea con la reactivación económica y la generación de empleo, sino que también es una señal de una ciudad y una región que está apostando por la innovación en algo tan fundamental como el agua para consumo humano. La ampliación de la Planta Desalinizadora Norte nos dará una seguridad hídrica que es muy necesaria para el sector productivo y agrícola de la región, y algo que es fundamental, que es abordar el agua para consumo derivado de la crisis habitacional que vive esta región”, afirmó.

“Como gobierno estamos conscientes de que el agua es fundamental para el desarrollo humano y productivo, sobre todo en momentos en que la crisis hídrica nos ha impactado tanto a nivel nacional”, agregó.

Por su parte el gobernador regional Ricardo Díaz, aseguró que “necesitamos tener una visión de largo aliento de cómo aseguramos el recurso agua para toda la región. Creo que podríamos ir avanzando hacia la agricultura en el desierto, tenemos el potencial de regar el desierto y lograr la soberanía alimentaria, lo que es un desafío que podríamos asumir. Esta región es el futuro del país, porque con todas las inversiones que estamos haciendo en energía, ahora en procesos de desalación, en temas de electromovilidad, vamos a marcar la pauta para que el resto del país sepa cuáles son las soluciones que son factibles de ejecutar”, expresó el gobernador.

La delegada presidencial regional, Karen Behrens recordó que, con esta ampliación, adicional a todos los grandes beneficios que implica, como cubrir el 100% de la demanda presente y futura, “esta obra va a generar trabajo, desarrollo de áreas verdes y desarrollo de la agricultura, que mucha gente no conoce. Así también esta obra permite ir dejando atrás el uso de aguas continentales para consumo humano, industria y otros fines, que hoy son un tema sensible, sobre todo, para nuestras comunidades, por eso este proyecto junto a otros que se están desarrollando en la industria minera, nos pone como líderes en el consumo de agua desalada. Esto nos pone a la vanguardia en uso de energías limpias y sostenibilidad hídrica, por lo tanto, Antofagasta tiene mucho que entregar y mucho que decir al resto de las regiones y países vecinos”, expresó la representante del gobierno en la región.

En tanto el alcalde de Antofagasta, Jonathan Velásquez, recordó que “en nuestro país hay comunas como Las Condes, Vitacura o Lo Barnechea, que están a punto de enfrentar el racionamiento hídrico, por su alto consumo de agua, sin embargo, acá en Antofagasta, pese a estar en medio del desierto más árido del mundo, con orgullo podemos decir, por ejemplo que todas las áreas verdes de nuestra comuna se riegan gracias a la desaladora, esto nos convierte en un municipio pionero en esta materia, pero sobre todo, un municipio comprometido con el medio ambiente y la sustentabilidad.

Agradezco la enorme inversión que realiza Aguas Antofagasta y el Grupo Epm, inversión que sin duda aporta en el desarrollo económico de la región, pero también va de la mano con el cuidado responsable del medio ambiente”, concluyó la autoridad comunal.