Flamencos de la región han disminuido por la intervención de su hábitat

Los flamencos caminan a través de un estanque de salmuera mientras se alimentan en la Reserva Nacional de Flamencos el 27 de agosto de 2022 cerca de San Pedro de Atacama, Chile.

Según los conservacionistas, las poblaciones de flamencos han disminuido hasta en un 20 por ciento en áreas cercanas a la minería de litio. Las compañías mineras dicen que la extracción de salmuera bajo el agua para la extracción de litio ha tenido un efecto mínimo en la población de vida silvestre.

La reserva es el hogar de las tres especies conocidas de flamencos sudamericanos, que se alimentan de camarones en salmuera, algas y plancton que prosperan en el agua salada del lugar. Su dieta les da a los flamencos su tonalidad rosada, a partir de pigmentos que metabolizan en sus plumas, piel facial y otros lugares de su cuerpo.

Los flamencos tienen una glándula especial que les permite beber agua salada, y tienen el cuello proporcional más largo de todas las especies de aves, lo que les permite excavar más profundamente en las piscinas de salmuera en busca de alimento y detectar a los depredadores con mayor facilidad.

El flamenco chileno está considerado como una especie casi amenazada por la lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.