Aumentan denuncias por Violencia Intrafamiliar en tribunales de la región de Antofagasta durante 2022

Según datos recopilados por SernamEG, en la región de Antofagasta aumentaron las denuncias por el delito de violencia intrafamiliar tanto en el Ministerio Público como en los Juzgados de Familia de Antofagasta y Calama durante 2022.

Esto, en opinión del Servicio, constituye una señal positiva por cuanto las mujeres están más proclives a poner freno a la situación que viven. En general fueron cinco mil 140 las denuncias tramitadas por el Ministerio Público Regional el año pasado, en comparación con las cinco mil 37 medidas registradas en 2021.

El desglose por ciudades mayormente pobladas de esta zona concluye que entre 2021 y 2022 Antofagasta pasó de tres mil 50 a tres mil 224 causas, Calama reflejó una disminución de mil 483 a mil 415 y Tocopilla, de 245 a 255.

El Tribunal de Familia de Antofagasta recibió 946 denuncias en 2021 y 971 en 2022; el Tribunal de
la Familia de Calama, en tanto, pasó de 946 a 971 causas, en el mismo periodo.

“En estas cifras pudiesen intervenir causas como las medidas sanitarias que permitieron una mayor circulación por las vías públicas a partir del año pasado, así como el hecho que las mujeres adquirieran una conciencia más profunda del grave hecho que estaban viviendo y que por ningún motivo podían seguir tolerando”, afirmó la abogada de violencia extrema del SernamEG, Claudia Núñez Montero.

Los femicidios consumados disminuyeron de tres a 1 caso en los dos últimos años. Los femicidios frustrados bajaron igualmente de ocho a siete en la región, temas que fueron abordados intersectorialmente en diversas reuniones del Circuito Intersectorial de Femicidios -CIF-, integrado por Carabineros, Policía de Investigaciones, Servicio Médico Legal, Ministerio Público y Mejor Niñez, entre otras entidades.

La décimo tercera versión del Informe Anual 2021 del CIF señala que el patrón común que subyace en los femicidios en la región, y que tuvieron como autor a parejas, ex parejas, convivientes o ex convivientes, fue que en su mayor parte fueron cometidos por ex convivientes, quienes contaban con condenas previas y que tanto víctimas como victimarios tenían entre 30 y 45 años de edad.

Este informe determinó además que a nivel país los meses donde más ocurrieron este tipo de crímenes fueron octubre y junio. Núñez destacó el avance legal experimentado por el país en los últimos años, lo que ha permitido perseguir penalmente delitos como el femicidio, ya sea frustrado o consumado, a partir de 2010 con la entrada en vigencia de la ley 20.480, la violencia en la etapa del pololeo, sin mediar convivencia, con la “ley Gabriela” de 2020, y los femicidios tentados a contar del 2021.